LOS VIAJES ASTRALES Y SUS MISTERIOS.


¿Te imaginas despertar por la mañana y haber conocido otros lugares de la Tierra aún sin descubrir, u otros lugares del Universo? ¿Te imaginas haber conocido personas del otros países, visto animales exóticos o volar entre las nubes?... y todo esto con el mas mínimo esfuerzo. Pues bien, esto es lo que aseguran las miles y miles de personas que han vivido y han sido consciente de un viaje astral. No obstante, antes de hablar de viajes astrales, debemos intentar aclarar un concepto nada claro: la conciencia.
Empecemos con la conciencia. Para la mayoría de los expertos la conciencia es un fruto del cerebro, podríamos decir que es un cúmulo de neuronas que se sitúa en alguna parte del cerebro, quizá detrás de los ojos en algún lugar central... por decir algo. Para otros, la conciencia está fuera del cerebro, existe la conciencia separada del cerebro, en este caso, si la conciencia existe sin cuerpo, podría explicarse fenómenos sin sentido para la ciencia: visiones del futuro, experiencias cercanas a la muerta, y también los viajes astrales. Entre los expertos que han trabajado con la idea de que la conciencia puede separarse del cuepo, podemos encontrar entre otros al doctor Bruce Greyson, Raymond Moody, Jr., Noyes Russell y Elisabeth Kübler-Ross (por si alguien desea investigar).
Es curioso ver como el tema del desdoblamiento de la conciencia y el cuerpo ha existido desde hace miles de años. Por ejemplo, en la tradición taoísta, encontramos escritos del siglo VII donde se habla de cómo el sabio Han Xiangzi se sumió en un sueño profundo que le permitió viajar a la habitación cerrada de al lado y ver que personas y cómo iban vestidas estas sin despertarse. Luego demostró despierto lo que había visto y los allí presentes cuanto menos alucinaron.
También podemos encontrar ejemplos en la literatura hindú, cuando habla de yoga y más en concreto con el tipo Kundalini.
En el Islam, en el antiguo Egipto, la biblia o en japón los ejemplos de desdoblamientos de la conciencia y el cuerpo, son numerosos... no obstante, la ciencia "oficial" parece no dar una respuesta, quizá porque no le sea posible medir estas pequeñas sutilezas que no están a la vista de todos.


Volviendo al tema de los viajes astrales y tomando los resultados de últimos estudios realizados por los autores mencionados sobre la conciencia, vamos a entender que sí, que es cierto un posible desdoblamiento de la conciencia y que el cuerpo puede dormir mientras la conciencia viaja a lugares diferenres. Pero no caigamos en lo fácil, en lo que todo lo que soñamos es un viajes astral... creo que merece la pena ser serios y críticos y abordar el tema de forma objetiva. Muchas veces se piensa que soñar es ya un viaje astral. Realmente no es así, no todos los sueños son viajes astrales y convendría saber como diferenciarlos. Una pista que se repite en los sueños  que son viajes astrales es que se corresponden a hechos reales, como en el ejemplo que hemos puesto de Han Xiangzi. Por tanto a diferencia de visiones oníricas o un poco sin sentido que vemos en los sueños; las imágenes y los hechos que vemos en los viajes astrales son bastante concretos. Esto quiere decir que las personas existen o han existido, los lugares no tienen unicornios sino que se trata de lugares claros (conocidos o no), y que los hechos son hechos cotidianos. Esto sería la gran diferencia entre un sueño y un viaje astral... mientras en el sueño hay imágenes oníricas, en el viaje astral las "imágenes" son reales (son vivencias).


¿Como se da pues un viajes astral?
Se piensa que si te despiertas a mitad de un viaje astral, puedes sufrir algún tipo de problema. Incluso se piensa que el cuerpo energético o conciencia que viaja puede llegar a perderse, dado que puede viajar únicamente con un solo pensamiento al lugar del mundo que quiera. Este viaje es instantaneo, y si quizá no supieramos donde nos encontramos, sería fácil pensar que no es fácil coger el camino de vuelta a nuestro cuerpo. Pero esto no debe preocuparnos, según la literatura que trata el tema, existe una unión entre nuestro cuerpo y nuestra conciencia, una unión energética que algunos representan como un tipo de cordón de plata infinitamente extenso. Este cordón nos une con el cuerpo y aunque se dice que no es necesario porque únicamente se rompe al fallecer, nos produce cierto tipo de seguridad.


Los viajes astrales tienen un origen oriental, quizá se popularizaron en occidente con el New Age, el movimiento que empezó en los años 60 y que aseguraba una nueva era, la era acuario. Pero más de medio siglo antes, encontramos probablemente el libro más famoso sobre viajes astrales, en español se publicó con el nombre de "El vagabundo de las estrellas" y en inglés con el título de The Star Rover, del autor: Jack London.

Os cuento brevemente sobre qué trata la novela y su relación sobre los viajes astrales y la conciencia. La obra muestra las vivencias de un convicto, Darrell Standing acusado por asesinato. Sin entrar en la parte del libro que critica el sistema penitenciario de San Quintín y si Darrell era culpable o no, que Jack aseguraba que era inocente, vamos entrar en lo que nos ocupa. Darrell es castigado de una manera brutal, se le colocan dos camisas de fuerza y se le encierra solo en una cerlda de castigo. Cualquier persona en esa condición sufriría un deterioro físico y mental muy notable después de aguantar 5 años. Pero Darrell salió en una condiciones físicas y mentales de una persona sana. Totalmente asombrados los funcionario de la cárcel le preguntaron cómo lo había conseguido. A lo que Darrell explico que en las interminables horas de sufrimiento y soledad, comprendió y fue capaz de viajar, de dejar su cuerpo maltratado para poder escaparse a lugares que no conocía y que se encontraban fuera de la prisión. Ante estos hechos se le animó a describir este tipo de viajes relacionados con el desdoblamiento, y Jack London los recogió en el libro. Unas palabras del libro: «Únicamente la carne muere y se transforma (...) el espíritu perdura y continúa construyéndose sobre sí mismo a través de encarnaciones infinitas y sucesivas en su eterno ascenso hacia la luz» . Por cierto, también se hizo la película, aunque no cuenta con la simpatía de la crítica.

En fin, quizá algún día podamos entender mejor todo esto, o quizá aprendamos a que hay cosas que no podemos entender.

Existen técnicas para poder hacer viajes astrales: Técnica de Visualización, autoprogramación, sueño despierto, de imaginación, técnica de faraón, de despertar, del vigilante, de relajación y otras. Os invito a que si os interesa el tema os informéis y si queréis podéis poner cualquier opinión en los comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...