STONEHENGE, LA GRAN MENTIRA.

Hace poco más de 100 años se llevaron a cabo las tareas de restauración de un montón de piedras situadas cerca de Amesbury, en Gales. Después de esta restauración, lo que apareció a la luz fue una maravilla arquitectónica, un  monumento megalítico, tipo crómlech (menhires enterrados parcialmente y con forma circular),  una maravilla llamada Stonehenge.



En seguida captó la atención de arqueólogos, antropólogos, historiadores, y demás expertos. Un descubrimiento arqueólogo de tal importancia que incluso se intentó etiquetar como una de las 7 maravillas del mundo, como pueden ser las Pirámides de Niza o los Jardines de Babilonia.

Desde entonces, se ha investigado el motivo de la construcción megalítica. Y aunque no se sabe con certeza, se piensa que tiene un origen religioso, ya que se han encontrado huesos de hasta 300 personas incineradas que creen pudieron ser cremadas hace unos 3000 años antes de nuestra era. Otra hipótesis es que las piedras de Stonehenge cumplen una función astronómica y astrológica. Dado que las luces y sombras que produce el Sol sobre el monumento tiene características especiales los días de solsticios. Entendiendo pues que era usado como calendario.



Estas rocas, pesan toneladas, algunas superan las 5 toneladas. ¿Cómo pudieron pues moverlas y levantarlas? Las explicaciones son muchas: desde las más prácticas que afirman que se trajeron utilizando bolas y troncos de madera, y levantadas con sistemas de poleas o rampas de tierra; hasta otras explicaciones más elaboradas que afirman que se hizo gracias a la fuerza de unos gigantes ya extintos llamados "hiperbóreos" o incluso con ayuda extraterrestre, ya que esta construcción coincide con algunas construcciones egipcias.

  Ahora viene lo más fuerte!  

De todo lo que se ha estudiado, hablado, teorizado y analizado; cabe destacar el trabajo de un arqueólogo: Mike Parker Pearson, cuyo trabajo ha sido recogido y publicado por National Geographic.

Mike Parker Pearson
Parker Pearson, realizando los análisis de las rocas que formaban el monumento de Stonehenge, descubrió datos contradictorios, algunos análisis no encajaban en la construcción de este monumento. Las rocas de interior contienen una composición mineral diferentes a las rocas externas, las rocas colocadas en la parte externa contienen una composición mineral diferentes a las encontradas en inmediaciones a la colina de Preseli, de donde se extrajeron las piedras centrales. Tengamos en cuenta que hace 5000 años, no habían camiones ni trenes, ni siquiera se había inventado la rueda... y lo más lógico era que ya que había material, sacar las piedras del lugar más cercano a la construcción.

Tras este raro acontecimiento, Parker se dispuso a investigar un poco más.... Y lo que descubrió fue un hallazgo que haría temblar los cimientos de todo el mundo que se ha levantado en torno a las piedras de Stonehenge. Unas investigaciones que están siendo silenciadas por las autoridades Británicas aun cuando medios tan importantes como National Geographic lo sacan a la luz.

Investigando entre la documentación, Parker encontró entre los papeles un nombre que se repetía una y otra vez: William Gowland, un trabajador de cierta importancia de la restauración de 1901. Por supuesto, este personaje estaba muerto, pero la casa en la que vivía aun estaba en pie. Así que Parker se dispuso a buscar más información sobre la curiosidad de Stonehenge en la casa de William.
Descubrió que William Gowland, participó en los trabajo de la primera restauración como un cargo importante y que se hicieron en 1901. Y ente los papeles encontró varias cosas, por ejemplo una carta que ponía:

“Debemos construir algo grande”, aseguraba el ingeniero jefe en una carta de febrero de 1901, “un monumento que ponga Gales en la mente de todos y haga palidecer los hallazgos del continente [franceses]”.

A Parker se le empezaba a formar una idea en la cabeza. ¿ A qué se refería el ingeniero en hacer algo importante en Stonehenge?, ¿Tenía que ver esto con los análisis de rocas que le habían llevado a pensar que esas rocas no eran de la zona?...

Pero no solo descubrió esta carta, encontró decenas de correspondencia entre el tal William Gowland y un mandatario del gobierno que firmaba como Mr H. En esas cartas se hablaba de la construcción de un gran centro de cultura druida, de algo que llamara la atención, algo que pusiera en el centro del mundo cultural a Gran Bretaña. Parker destaca una de las frases del tal Mr H: “Debéis hacer algo a la altura de sir Walter Scott, digno del Rey Arturo”. ¿Estaban hablando de Stonehenge? ¿Hacer algo...?

A Parker la cabeza le daba vueltas, ¿Podía ser que Stonehenge fuera falso? ¿Que fuera una construcción artificial del gobierno para conseguir importancia internacional? Si es así, ¿por qué ha nos han engañado? ¿Por qué mantienen la mentira?... ¿Todo los documentales, libros, ensayos, trabajos y dinero mal gastado son erróneos o falsos?

Las fotografías que encontró a continuación no le dejó dudas, Parker lo tenía claro, Stonehenge fue construído (al menos el 90%) en 1901 por el gobierno británico, y no hace 5000 años por una cultura celta, druida ... mirar las imágenes y juzgar vosotros mismos:







10 comentarios:

  1. coño como nos han mentido. entonces...... los ovnis en sí es una sarta de mentiras!

    ResponderEliminar
  2. National Geographic ‏@NatGeoMag

    FYI: there is NO "Stonehenge is a Hoax" story coming out. Today is Dia de los Santos Inocentes/Childermas. Think "April Fools"

    Sí, eso que veis aquí arriba es un tuiteo desde la cuenta oficial de la revista National Geographic en el que desmiente que exista ningún artículo sobre el fraude de Stonehenge en su página. Lo que empezó siendo una ocurrencia para el Día de los Inocentes ha terminado alcanzando unas dimensiones que ni yo mismo podía prever, hasta el punto de que la revista ha tenido que salir a explicarlo.

    Efectivamente, la entrada "National Geographic destapa el fraude de Stonehenge" es falsa de principio a fin. La idea se me ocurrió el año pasado, pero una gripe me impidió escribir el texto y lo tuve que posponer. Las fotografías, pese a lo que algunos habéis pensado, son reales, no se trata de ningún truco de Photoshop. Lo único que añadí fue el marco negro y el logo de National Geographic, para añadirle credibilidad. (Seguir leyendo)

    La broma se me ocurrió leyendo la propia revista, un número de 2008 donde aparecía una de las fotos de las grúas. Las imágenes corresponden a las sucesivas restauraciones que se han hecho del lugar, pero por supuesto NO se han añadido piedras falsas. Todo es una invención.

    Para darle verosimilitud añadí personajes reales a la trama. Mike Parker Pearson es un arqueólogo experto en Stonehenge (espero que el hombre me perdone) y William Gowland, el malvado ingeniero que empezó el plan, existió y colaboró en la restautración de 1901, pero todo lo demás es mentira. La historia de los falsos poetas se me ocurrió contemplando la imagen de los tipos merendando junto a las piedras, me recordaron al típico grupo de chiflados con ganas de cambiar el mundo.

    La historia ha corrido como la pólvora por Twitter y Facebook y a esta hora hay más de 170 comentarios, centenares de retuiteos y páginas que enlazan a la inocentada. Durante todo el día, la búsqueda de #stonehenge en Twitter echaba humo. Me cuentan que en los informativos de Cuatro también han hecho un guiño a la broma en la cabecera, la historia ha salido en Bitácoras, fue portada unos minutos en Menéame (oh wait!), fue referenciada en el diario ABC y se ha extendido por páginas rusas, mexicanas, venezolanas, y hasta apareció en Reddit.

    Mientras preparaba la broma pensé que resultaba inverosímil, pero subestimé el poder que estas historias 'magufas' ejercen sobre la mente humana. Muchos de vosotros confesáis haber caído, al menos espero que hayáis pasado un buen ratito. Este tipo de cosas tienen una parte buena y una mala: la mala es que dentro de poco me encontraré con estas mismas fotos y algún descerebrado defenderá a capa y espada la teoría que yo inventé (ánimo Iker Jiménez). La buena es que si has caído te enseña por un instante a que no debes fiarte de todo lo que lees por muy bien contado que parezca y muchas fuentes que parezcan citar. Sembrar la duda y recordar que no sabemos todo es algo bueno, espero que hayáis sacado algo positivo de la experiencia.

    Gracias a todos los que habéis participado, y a los que habéis sabido seguirme el rollo sin perder ni un minuto el sentido del humor. Yo me lo he pasado bomba :-)

    * Actualización 31 de diciembre. Entrevista en el programa "Asuntos Propios" de RNE, el 29 de diciembre:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, estás diciendo que la historia la inventaste tú? a ver... y cómo lo puedes demostrar... Sí es verdad, la broma te ha salido bordada.

      Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar
  3. mm bueno hay varias hipótesis sobre esto pero ninguna es confirmada aun

    ResponderEliminar
  4. Pero no creo que la inteligencia en aquellos años de simples humanos ambiciosos llegaran a hacer tal cosa con algún otro significado excepto el tema buscar fama. Lo curioso es que realmente este lugar tiene una especie de calendario astronómico lógico. .. comprendo la ambición de las personas pero no acepto la inteligencia necesaria para llegar al puerto. Faltaría mucho intelecto para eso

    ResponderEliminar
  5. No me creo nada em absoluto,por aparecer en internet,y no se lo fiable que es tu blog ,y porque a National Geografic la revista de Arqueología,le ha rectificado varios artículos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...